¿Viene tu suegra a verte y tienes la casa hecha un desastre?

¿Alguna vez habéis estado a punto de recibir invitados con la casa hecha un desastre? ¿Notáis como las gotas de sudor bajan por vuestra frente antes de que suene el timbre?

 

Hoy os vamos a ayudar a sacar el máximo rendimiento a esos últimos minutos antes de que lleguen vuestros padres, suegros, amigos, citas, etc. y descubran el desorden. ¿Estáis listos? Tomad nota:

 

  1. En primer lugar, deberíamos tener un spray ambientador para ocasiones como estas. Así que, si nos conocemos bien, en nuestra próxima visita al supermercado compraremos uno para tenerlo reservado en el armario.
  2. Vamos a decidir en qué estancias pueden entrar nuestros invitados y en cuáles no. Así, podremos priorizar nuestros esfuerzos. ¿Cuál es la habitación en la que nunca entrarían o, alternativamente, qué armario nunca abrirán?
  3. Cojamos el cesto de la ropa y vayamos corriendo por la casa introduciendo en él todos los objetos (bolsas, revistas, ropa…) que no tendrían que estar pululando por ahí y escondámoslo todo en esa habitación o armario seguros. Podemos aprovechar para meter toda la ropa sucia en el cesto, donde debería estar.
  4. Todos los platos sucios tienen que ir directos al lavavajillas, si no tenemos… ya podemos buscar rápidamente un lugar seguro. Los armarios, el horno o cualquier rincón pueden ser un buen escondite; en cuanto a la nevera, piénsalo dos veces, probablemente tengas que abrirla para sacar unos refrescos.
  5. El baño es probablemente uno de los sitios más complicados, y de los que más lucen cuando están limpios. Aquí hay pocos trucos que podamos utilizar, pero es aconsejable tener toallitas desechables siempre a mano, fáciles y rápidas de usar, siempre nos sacarán del apuro. Para terminar, echaremos un chorro de lejía por el inodoro.
  6. Continuamos con el barrido selectivo de las zonas más visitadas (salón, baño y cocina) y… ¡listo!

 

Con estos pequeños consejos podemos pasar con un aprobado (justito) cualquier visita inesperada. Aunque, ya sabéis, es mejor ser constantes que darse la carrera a última hora. Si os falta tiempo, siempre podéis contar con nosotros 😉

 

Banner BLOG

 

Dejar un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.