Tu organismo también necesita una limpieza

Cuando nuestra casa está limpia y en armonía, nos transporta a un estado de relajación y bienestar que nos permite disfrutar de cualquier situación. Somos conscientes de que, manteniendo el orden y el equilibrio, cuidamos en gran medida nuestra energía y nuestras emociones.

 

La limpieza de nuestro hogar tiene un efecto directo y motivador sobre nuestra vida.  Entonces ¿por qué no llevar a cabo también la limpieza de nuestro cuerpo para extraer todo nuestro potencial?

La limpieza interna es tan importante como la externa.

En muchas ocasiones, si nos paráramos a reflexionar sobre cómo estamos, podríamos sentir que necesitamos una revisión completa para saber qué está pasando en nuestro organismo: no tenemos energía, dormimos mal, se nos cae el pelo, nos ha salido un eczema, tenemos sensación de hinchazón después de las comidas, por no hablar de que… llevamos 2 días sin ir al cuarto de baño!

 

¿Has pensado alguna vez que estos síntomas pueden no ser casos aislados y que pueden estar todos relacionados con lo mismo?

 

Existe una parte fundamental en nuestro cuerpo a la que no le prestamos suficiente atención: nuestro intestino. Es el responsable de transformar lo que comemos en compuestos básicos que sean asimilables para pasar al torrente sanguíneo, gracias a la flora intestinal. Definido así, todo parece muy sencillo.

 

Sin embargo, existen muchos factores que pueden distorsionar el funcionamiento de todo el ecosistema intestinal:

  • Los antibióticos, no sólo los prescritos por el médico, si no también aquellos que consumimos inconscientemente a través de la industria alimentaria agreden nuestra composición de microorganismos.
  • Los alimentos con mucha grasa de mala calidad son muy irritantes para la flora bacteriana, así como la carne, embutidos y fiambres cuyos nitritos causan toxicidad en nuestro organismo.
  • El alcohol y el tabaco son grandes enemigos de nuestro intestino, ya que incrementan su permeabilidad, lo que nos predispone a contaminarnos.
  • El estrés, la ansiedad y otras alteraciones emocionales generan cortisol que repercute en la absorción de oxígeno y nutrientes y reducen el flujo sanguíneo del sistema digestivo.
  • La acumulación de residuos tóxicos incrustados en los pliegues del colon a lo largo de toda la vida, independientemente del uso del cuarto de baño.

 

Semáforo del bienestar digestivo incluido en el libro “Las maravillas de la flora”. EFE/Editorial Amat

 

Si uno o todos estos factores están presentes en tu día a día, puedes tener síntomas inflamatorios en tu cuerpo que no te permiten disfrutar de una vitalidad completa. Puede ser que hayas normalizado el incorrecto proceso de eliminación de “basura orgánica” y no seas consciente del bloqueo de tu sistema. Se estima que más del 90% de las personas tienen el colon obstruido por pequeños sedimentos y no lo interpretan como estreñimiento.

 

Siguiendo la tradición china, limpiar el intestino permite regenerar de forma natural la sangre y por supuesto, la energía.

 

Para tratar de recuperar el equilibrio de forma natural podemos realizar un eficaz tratamiento de limpieza interna: la hidroterapia de colon.

 

La hidroterapia de colon es una técnica de eliminación de gases y residuos fecales envejecidos que se encuentran adheridos a las paredes del colon. Para llevarla a cabo primero se moviliza toda la zona abdominal con unas ventosas y posteriormente, se utiliza una cánula doble de entrada y salida, por la que se introduce agua esterilizada. Se realizan varios llenados y vaciados, removiendo todo el contenido intestinal.

 

Es un proceso muy higiénico, indoloro y los resultados son espectaculares desde el primer momento. Es tan seguro que incluso lo pueden disfrutar los niños.

 

¿Qué notas después de una limpieza de colon?

Lo primero que se comprueba de la reducción del volumen del colon, aspecto que se percibe incluso externamente y que además tiene un efecto muy positivo sobre el resto de los órganos que experimentan una menor presión.  También se aprecia una mejora de las digestiones, una reducción de los gases y un equilibrio de la función intestinal. Podemos hablar también de la mejora de la piel, de la retención de líquidos y de las varices y un rejuvenecimiento generalizado.

 

Aunque nos lo podemos realizar en casa con productos que venden en diferentes establecimientos, lo mejor es que las primeras limpiezas las realice un profesional experto en la materia. Nosotros recomendamos visitar Quantum Heart Center donde Pilar Sánchez Merina, Licenciada en Medicina Tradicional China, una profesional encantadora y cercana, te explicará todo el proceso no sólo desde un punto de vista científico y biológico, si no desde el punto de vista emocional y energético. La filosofía de su centro busca unificar el cuerpo y la mente alcanzando un bienestar emocional a través de la salud integral.

 

Según un estudio del Journal of Psychosomatic Medicine (2017) la flora intestinal afecta a nuestras emociones y a nuestros pensamientos: cuanto más saludable es la flora, nuestras emociones son más estables y positivas; así que la mejor idea es cuidar lo que comemos, limpiar nuestro colon y disfrutar de nuestra salud.

 

Eso sí, siempre en el mejor ambiente de tu hogar con Velvethut.

 

Os dejamos los datos de contacto de Quantum:

Calle Mauricio Legendre, 6 – 1A

Madrid 28046

Tf:  913230832 (Miriam)

 

Velvethut

2 Comments


  • Muy buenas! me ha gustado el artículo, el cuadro del semáforo del bienestar digestivo es para imprimirlo y pegarlo en la heladera de mi cocina, no suelo comentar en blogs pero aqui estoy! Me gustó mucho tu blog 🙂

    • Muchas gracias Nuria! Lo cierto es el que el semáforo del bienestar digestivo es muy útil para hacer una autoevaluación y saber que medidas debemos tomar. Saludos!!

Dejar un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.