cama hecha

LA CAMA PERFECTA

Si piensas en la cama perfecta, es probable que tu mente te traslade a alguna noche que hayas pasado en un hotel. Es sin duda uno de los mayores atractivos de estos establecimientos, y de ahí que se cuide hasta el más mínimo detalle.

 

Es importante conocer todos los procesos para que el colchón este desinfectado y los materiales te trasladen al más profundo de los sueños.

 

Cuando parece que lo sabes todo sobre tu cama, llega un día en el que escuchas, casi sin quererlo, que existen diferentes tipos de almohadas en función de la posición en que duermas.

 

Te quedas boquiabierto mirando al personal de la tienda explicando detenidamente el porqué de cada almohada. Es en ese momento cuando empiezas a replantearte todo y piensas que hasta las cosas más sencillas necesitan el mayor de los cuidados.

 

Trucos para hacer la cama como te mereces

 

Con una serie de sencillos trucos, tu primer impacto, tu entrada en la cama y tu descanso, cambiarán para siempre:

 

Es vital, como ya hemos comentado en anteriores entradas a nuestro blog, realizar una ventilación correcta, de al menos diez minutos, para renovar el aire y eliminar microorganismos que puedan estar conviviendo con nosotros.

 

Un colchón tiene entre 100.000 y 10.000.000 ácaros, dependiendo de la antigüedad, por lo que es importante dejarlo airear sin sábanas.

 

Es imprescindible, desinfectar el colchón al menos una vez al mes. Una manera sencilla y económica, a la vez que efectiva, es utilizando bicarbonato y unas gotas de aceite del árbol del té.

 

Realiza la mezcla de estos dos ingredientes: 250 gramos por 5 gotas de aceite. Podrás extenderlo por el colchón con un colador, y después déjalo actuar en una zona aireada, preferiblemente una terraza durante una hora por cada cara. Si le da el sol, tendrá un resultado aún mejor.

 

Un buen aspirado es imprescindible después de este proceso, y es importante también realizarlo con frecuencia. Ten en cuenta que el colchón se hace con la forma de la persona, por lo que puedes aprovechar el momento de la limpieza para darle una vuelta de vez en cuando, y así conservarlo correctamente.

 

Las sábanas de algodón son confortables y duraderas, y dentro de ellas puedes elegir entre una gran variedad. Para las sábanas de esquinas ajustables, es importante conocer bien las medidas de tu cama y encajarlas correctamente, evitando así que se te salga una cuando encajas otra, y se te salga la otra cuando consigas encajar la una.

 

Si optas por unas sábanas lisas, sin ajustable en los bordes, cómprala amplia para que sobre y puedas meterla correctamente. De esta forma te quedarán con la tensión perfecta para que no se formen arrugas. Aquí te enseñamos la técnica Hospital Corner:

 

 

Para realizarla correctamente deja un sobrante de 50 centímetros por la parte superior, para hacer el doblez por encima de la manta o nórdico.

 

¿PLANCHAR?

 

A nadie le resulta agradable pasar una tarde con la plancha encendida, pero planchar las sábanas es un plus.

 

Si realizas esta tarea cuando las sábanas están húmedas, te facilitará bastante la tarea y tendrás un resultado perfecto. Si lo haces en seco, podrás humedecer las arrugas más rebeldes para conseguir acabar con ellas.

 

En Velvethut no entramos en el color en los servicios habituales, si bien es cierto que, en apartamentos de gestión vacacional recomendamos siempre el color blanco. Aporta sensación de limpieza y su gestión es realmente sencilla para lavado.

 

Si completas tu cama con una buena almohada y unos buenos cojines, podrás disfrutar no solo de la limpieza y la comodidad de tu cama, sino que podrás acomodarte para leer antes de cerrar los ojos, o para ver tranquilamente una película.

 

 

limpiezas especiales

 

2 Comments


  • Uno de los rincones favoritos del hogar que también tiene su cuidado. Yo lo desinfecto con alcohol rebajado en agua en un spray una vez al mes como indicáis en el artículo. ¡Un saludo!

Dejar un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.