¿Entrenamos? ¡Ponte a limpiar conmigo!

Ahora que está de moda el entrenamiento por intervalos de alta intensidad (tanto Cross Fit como HIIT), podemos aprovechar el duro momento de tener que limpiar la casa para obtener grandes resultados de nuestra preparación física.

 

Para aquellos a los que les gusta tener todo limpio, controlando cada detalle meticulosamente, sin lugar a duda lo peor de realizar las tareas de la limpieza es el tiempo que se les dedica. Os proponemos una visión más positiva del asunto para poder combinar un buen entrenamiento con la limpieza de vuestro hogar.

 

Os dejamos unos cuantos consejos, para poder aprovechar el tiempo:

 

Elegir bien el momento

 

Cada persona conoce cuál es el momento del día en el que su cuerpo funciona mejor, por lo que buscaremos la combinación de motivación y energía necesarias. Lo bueno es que si eres de los que empiezan muy activos a las 07:00 am, ¡no necesitas pasar frío porque estarás en casa!

 

Si tenemos una música de fondo que nos motive, será mucho más fácil. Como sugerencias os recomendamos:

 

  • The Dark Knight Rises Theme.
  • 300 Violin Orchestra Extended.

 

Es el momento de calentar

 

Antes de ponerse a fondo, hay que mover todas las articulaciones, tobillos, rodillas, cadera, hombros, cuello y muñecas.

 

Para empezar a trabajar, podemos dedicar 1 minuto a hacer jumping jacks (abrir y cerrar piernas y manos simultáneamente), 1 minuto a hacer carrera en el sitio (subiendo las rodillas a 90 grados) y 1 minuto a saltar de un lado a otro.

 

1

 

Hacer las camas

 

Hacer las camas durante 30 min quema unas 30 calorías. Pero la experiencia mejora mucho si añadimos unas sentadillas profundas. Durante un minuto por cada uno de los 3 lados de la cama (3 minutos en total descansando 10 segundos entre cada lado) abrimos las piernas con los pies a la altura de los hombros y flexionamos las rodillas hasta conseguir bajar el glúteo lo máximo posible. ¿Duele? Si! Pero el resultado es insuperable.

 

Va a ser la primera vez que te alegres de tener que hacer todas las camas de la casa.

 

2

 

 

Pasar el aspirador al sofá

 

Aunque pensemos que aspirar muebles y suelos es fácil, requiere un esfuerzo físico que se ve recompensado. Cada media hora que dedicamos a pasar el aspirador, estamos quemando 90 calorías. Pero tenemos que tener cuidado con esta actividad, ya que si lo hacemos de forma incorrecta podemos sufrir lesiones de espalda.

 

Ya que estás al lado del sofá, ¿qué tal si probamos a hacer unos tríceps? Sitúate como si te fueras a sentar en el sofá y pon las manos sobre el asiento. Sube y baja apoyando los talones de los pies, para no hacer trampas.

 

 

3

 

 

 

¿Te parece fácil poner el lavavajillas?

 

Poner el lavavajillas no entraña mucha dificultad física. Es cuestión de destreza y de estrategia organizativa. Así que, es el momento de darle una vuelta y hacer que sea un poco más complejo.

 

Vamos a poner una goma elástica en el picaporte de la puerta de la cocina y la vamos a pasar por nuestra cintura, de forma que oponga resistencia a nuestro avance hacia el lavavajillas. Cada vez que queramos introducir un plato, tendremos que acercarnos a buen ritmo, soportando el tirón del elástico.

 

 

7

 

 

¡Buenísimo para trabajar la fuerza y … el equilibrio! Y con las gomas elásticas podrás hacer muchos otros ejercicios.

 

Limpiando el cuarto de baño

 

El cuarto de baño es uno de los espacios más exigentes de la casa puesto que hay que limpiar las superficies de arriba hacia abajo, alcanzando los puntos más cercanos al techo. Con estos movimientos ejercitaremos todo el cuerpo y conseguiremos quemar 90 calorías en 30 minutos.

 

Pero ya que estamos tirados por el suelo y subiendo al techo, lo ideal es aprovechar el movimiento para hacer unos burpees.

 

5

 

Sólo tienes que agacharte,  poner las manos en el suelo, estirar las piernas y volver a subir aprovechando la subida para dar un salto.

 

Lo ideal sería que después de limpiar cada sanitario, hicieras una serie de 20 burpees. ¡Sin olvidarte del salto!

 

Planchar ya no es tan aburrido

 

Planchar es de las tareas más controvertidas que podemos hacer en casa. A unas personas les gusta mucho porque les relaja y a otras les aburre porque no pueden hacer nada más.

 

Ahora podemos conseguir que todo el mundo opine lo mismo: planchar es el mejor momento para fortalecer piernas y glúteos.

 

Con el mismo elástico que hemos utilizado para poner el lavavajillas, vamos a hacer ejercicios de piernas. Sólo tienes que unir los extremos de los elásticos con la resistencia que quieras y abrir y cerrar las piernas, apoyándote en una de ellas.

 

Si pruebas diferentes alturas (tobillos, gemelos, cuádriceps) podrás notar el trabajo en diferentes grupos musculares.

 

6

 

 

Estos consejos son muy sencillos en comparación con la creatividad que se puede tener entrenando en una casa mientras hacemos las labores de limpieza.

 

Nosotros sólo te hemos dado unas cuantas ideas, pero si realmente quieres hablar con expertos, nuestros amigos del Box de Crossfit Mirmidones, os ayudarán en todo lo que queráis.

 

Y por supuesto, si eres de los que no les gusta limpiar, siempre puedes entrenar en tu gimnasio de referencia y llamar a Velvethut para contratar nuestro servicio de limpieza y aprovechar tu tiempo libre.

 

Banner BLOG

 

5 Comments


  • Fin de semana…toca zafarrancho de limpieza, seguiré vuestros consejos 💪🏻

    • Hay que aprovechar cada oportunidad para hacer un poco de ejercicio 😉 ¡A por todas!

  • Me ha encantado vuestro post y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho “si lo bueno es breve es dos veces bueno”. Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

  • Estoy muy satisfecho de encontrar este blog. Quería daros las gracias por postear esta genialidad. Sin duda he saboreado cada pedacito de ella. Os te tengo agregados para ver más cosas nuevas de este blog .

Dejar un comentario