¿De verdad crees que la lejía es la mejor opción para desinfectar?

Porque no es lo mismo limpiar que desinfectar, debemos de tener presente que nuestra casa también necesita, junto a la limpieza habitual, una buena desinfección para librarnos de todos los gérmenes nocivos para nuestra familia.

 

Una de las principales razones de contagio de enfermedades entre los miembros de una familia es una mala desinfección. Algo que podemos evitar con simples rutinas de desinfección, lavándonos las manos con frecuencia y ventilando la casa. Pese a la sencillez del método, son muchos los que todavía no lo practican.

 

La mala desinfección es uno de los principales motivos de contagio entre familiares.

 

La importancia de desinfectar nuestro hogar toma especial relevancia cuando vivimos con bebes o personas mayores, más sensibles al contagio de enfermedades. Es en estas etapas en donde tenemos que concienciarnos y adquirir buenos hábitos.

 

Actualmente existe una gran variedad de productos desinfectantes en el mercado y, aunque son muchos los que piensan que la lejía es su único aliado, no es así, disponemos una multitud de sustitutos con grandes ventajas frente a la lejía.

 

Las zonas de la casa con mayor peligro son los baños y la cocina, a lo que debemos añadir el suelo en el caso que tengamos niños en casa.

Algunos de los productos que podemos utilizar para desinfectar nuestra casa son:

  • Sanytol o similares. Uno de nuestras opciones preferidas por los excelentes resultados que ofrece. Son productos que han ganado en popularidad en los últimos años y que funcionan realmente bien. A día de hoy cada vez existen más sustitutos de la lejía con cualidades muy superiores.
  • Vinagre. Un clásico en la limpieza, una vez más el vinagre nos ayuda a estar protegidos de patógenos y agentes nocivos.
  • Alcohol o agua oxigenada. El desinfectante por excelencia, ya sea para el hogar como para pequeñas heridas. Un básico que no puede faltar en nuestros hogares.
  • Lejía. El más utilizado a día de hoy. Uno de los productos más populares, que no quiere decir que sea el mejor. Aunque las lejías actuales no tienen nada que ver con las antiguas lejías con olor tan característico.

 

Aunque parece una tarea fácil, una limpieza bien hecha, supone aplicar una serie de conocimientos que no todo el mundo conoce, dando lugar a una limpieza superficial o ineficiente. Como siempre, si necesitas una limpieza en profundidad y profesional, ¡llámanos!

 

Velvethut

Dejar un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.