limpieza de aire acondicionado

La importancia de realizar una buena limpieza en los equipos de aire acondicionado

Con el verano acechando, nuestros aparatos de aire acondicionado están ansiosos por empezar a funcionar. Sin embargo, para asegurarnos del correcto funcionamiento y, de paso, alargar su vida útil, debemos realizar una limpieza del aire acondicionado antes de volver a ponerlos en marcha.

Lo ideal es limpiar los filtros del aire acondicionado una o dos veces al año.

 

La mayoría de los fabricantes de equipos de refrigeración incluyen en el manual instrucciones precisas para la correcta limpieza de los equipos de aire acondicionado. Si lo tenemos a mano, sería una buena idea echarle un ojo y leer sus recomendaciones. Si todavía no tienes un equipo de aire acondicionado, consulta nuestros consejos para una buena elección.

La importancia de limpiar el aire acondicionado

 

Limpiar nuestras unidades de refrigeración es importante por varios motivos. En primer lugar, los filtros están diseñados para retener las pequeñas partículas de polvo, moho y otros organismos microscópicos, al limpiarlos nos aseguraremos de su correcto funcionamiento, por lo que conseguiremos un ambiente en nuestra casa mucho más saludable. Por otro lado, con un filtro sucio, el aparato necesita mayor energía para realizar su trabajo; con un filtro limpio, nos aseguraremos de ganar en eficiencia y alargar la vida útil de nuestro aire acondicionado.

Limpieza del aire acondicionado

 

  1. Desconectar de la red eléctrica.

 

Lo primero que tenemos que realizar, es desconectar el aparato de la red eléctrica. Una vez desconectado debemos localizar a rejilla del split, o para entendernos todos, la unidad interior de la vivienda. La rejilla suele encontrarse en la parte superior, por lo que es probable que necesitemos subirnos a una escalera.

 

  1. Extraer la rejilla y aspirarla.

 

Una vez extraída la rejilla, deberemos aspirarla o cepillarla para eliminar todo el polvo acumulado. Después podremos darle un aclarado con agua y un cepillo para terminar de limpiarla. Ahora la dejaremos secando mientras pasamos al siguiente paso.

 

  1. Extraer el filtro del interior.

 

Ahora es el turno de la limpieza del filtro del aire acondicionado. En el hueco que hemos dejado accesible después de la retirada de la rejilla exterior encontraremos el filtro interior. Los filtros pueden ser lavables o desechables.

 

En caso de tener un filtro desechable, tendremos que comprar un recambio y sustituirlo por el antiguo.

 

  1. Limpiamos con agua abundante.

 

Por el contrario, si nuestro filtro es lavable, deberemos continuar con el proceso de limpieza. Tendremos que meterlo debajo del grifo y con cuidado ir retirando toda la suciedad acumulada hasta que el agua salga limpia. Este proceso es parecido al de aclarar una esponja. Opcionalmente, el penúltimo aclarado puede realizarse con una mezcla de agua y vinagre al 50%.

 

  1. Limpieza de la unidad exterior

 

En el caso de que la unidad exterior este al alcance, que no suele ocurrir, podemos cepillar con la rejilla superior si tuviese suciedad acumulada, como hojas secas y otros desperdicios.

 

Como veis el mantenimiento del aire acondicionado no es difícil en absoluto. Cualquier puede hacerlo sin tener conocimientos específicos y las ventajas que obtendremos superan con creces el esfuerzo necesario para realizar la limpieza. Si no puedes hacerlo, o no te apetece, siempre puedes pedir a nuestro personal de Velvethut que realicen la limpieza del aire acondicionado por ti.

 

 

Velvethut

 

Dejar un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.