Cómo quitar manchas de protección solar

En verano, una de las cosas más importantes que debemos tener siempre a mano, es la crema de protección solar. Con las radiaciones solares más fuertes que nunca es algo que no debemos olvidar. Proteger nuestra piel hoy, es el mejor regalo que nos podemos hacer para el mañana. Por suerte, hoy en día, es algo que la gran mayoría tenemos interiorizado.

 

No olvidemos que no sólo debemos usar crema en la playa o en la piscina, también cuando realicemos actividades exteriores de duración prologada.

 

A veces, el uso del protector solar, como otros tipos de cremas, puede provocar que se nos manche la ropa al ponerse en contacto con nuestra piel cuando la crema todavía no se ha absorbido. Este problema se agudiza especialmente en los cuellos de las prendas de algodón que con el uso van acumulando cremas.

 

¿Os habéis preguntado cómo quitar una mancha de protector solar?

 

Imaginamos que si, por eso estáis aquí. Os vamos a dar unos consejos para intentar deshacernos de una vez por todas de estas terribles manchas.

 

TRUCO #1: Limón, sal y jabón

 

Primero tenemos que limpiar la zona afectada frotando con jabón neutro, de este modo preparamos la prenda para el tratamiento posterior.

 

Una vez tengamos la zona enjabonada, prepararemos un recipiente con agua tibia o caliente. En este recipiente con agua, echaremos el zumo de un limón y un puñado de sal. Mezclamos un poco e introducimos la prenda, dejándola en reposo durante 20 minutos. Después, podremos meterla en la lavadora como es habitual.

 

Como truco extra, ya que nos hemos liado con los limones y la sal, que sepáis que es un excelente limpiador de cobre y otro metales. Podéis probar su efectividad con alguna moneda de uno, dos o cinco céntimos y veréis como deja la moneda. No intentéis probar esto con monedas antiguas de valor, quedaran limpias pero perderán todo su valor, ya que en estos casos es mejor dejarlas tal cual están.

 

TRUCO #2: Vinagre blanco

 

El vinagre, como el limón, son potentes limpiadores naturales debido sus compuestos ácidos. De hecho, el vinagre es un archiconocido en todas las publicaciones de trucos domésticos.

 

Este truco es bien sencillo, solo tienes que buscar un recipiente del tamaño adecuado y añadir un vaso de vinagre blanco. Dejamos reposar nuestra prenda sumergida en la mezcla durante treinta minutos y posteriormente (después de aclararlo) lo lavamos con el resto de la colada con normalidad.

 

TRUCO #3: Quitamanchas a base de enzimas

 

Los quitamanchas enzimáticos guardan su secreto, como su propio nombre indica, en las enzimas de las que están compuestos. Estas enzimas son unas moléculas que se “enganchan” las manchas de tipo proteico y las desprenden de nuestra ropa.

 

Son productos químicos, no es un remedio natural, pero es igual de efectivo. Este tipo de quitamanchas enzimático es especialmente bueno para manchas de comida y restos biológicos.

 

¿Qué os han parecido estos 3 trucos? Esperemos que os ayuden a mantener como nuevas vuestras prendas.

 

Banner BLOG

 

Dejar un comentario