Cómo limpiar un barco de forma habitual

Con la llegada del buen tiempo, toca hacer el mantenimiento de las embarcaciones de recreo. Y es que, a veces, para poder disfrutar de algo lo mejor posible, debemos dedicarle los cuidados necesarios para realizar un correcto mantenimiento. Hoy os mostramos algunos de los trucos más importantes para la correcta limpieza de un barco recreativo.

 

Como todos los vehículos a motor, el mantenimiento juega un papel importantísimo a la hora de alargar su vida útil. Y, para un correcto mantenimiento es fundamentar saber como limpiar un barco; tarea que debemos realizar cada vez que salgamos a navegar y una vez al año con mayor intensidad.

Limpieza de interiores

 

Como sabemos, el mar es muy agresivo, por este motivo, cuando volvamos de navegar y disfrutar con nuestra embarcación, deberemos dedicarle un tiempo para dejarlo a punto.

 

Debemos planificar la limpieza y lo mejor es empezar por el interior, que no difiere demasiado de una limpieza de un hogar tradicional. Las partes en las que tenemos que hacer hincapié son el baño y la cocina.

 

En el baño tendremos que dedicar un esfuerzo extra para dejarlo reluciente, especialmente en el suelo, en donde podemos usar un cepillo muy poblado con KH7 o similar para devolver el color blanco. Muy importante también, es ocuparnos del deposito de aguas negras, que debemos dejar vacío y limpio. En la mayoría de los puertos tienen zonas especificas para este cometido. Una vez vacío, lo llenaremos de nuevo con agua y añadiremos un producto enzimático para dejarlo listo para el próximo uso.
Tenemos que tener en cuenta la importancia de repasar las juntas, las escotillas y las partes metálicas de para evitar su deterioro.

Limpieza del exterior de un barco

 

 

Con la parte exterior el trabajo nos puede resultar más fácil, pero es igualmente importante. Para la limpieza de la cubierta utilizaremos un cepillo de abundantes cerdas y jabón pH neutro. Frotaremos toda la superficie centrándonos en las partes más susceptibles a ser corroídas por el salitre. En las zonas del escape, de motores y desagües podemos usar algún producto desengrasante para un acabado mejor.

 

Después del cepillado deberemos aclarar contundentemente toda la cubierta desde la línea de flotación hasta la luz de tope.
Si tuviésemos alguna zona de teka u otras maderas, podemos aprovechar para su mantenimiento con productos específicos.

 

No olvidemos que, al menos, una vez al año deberemos hacer un mantenimiento y una limpieza en profundidad de nuestra embarcación para disfrutar con seguridad.

 

Velvethut

 

Dejar un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.